HAIBU 4.0


Image

 

Normas de convivencia en las Colmenas:

Estas normas son obligatorias en su totalidad, el incumplimiento de estas normas suponen la expulsión automática de la comunidad.

No están permitidas las conductas racistas, vejatorias o violentas. Dicho comportamiento será motivo de expulsión de nuestra comunidad.

Solo estará permitido una persona por habitáculo, como no estará permito realquilarlo, o simplemente prestarlo a amigos o familiares, sin el consentimiento de la propiedad.

Los ruidos en general, llamadas telefónicas u otros se realizarán sin molestar a los miembros de la comunidad.

No están permitidas las sustancias ilegales como drogas, elementos explosivos, armas, materiales altamente inflamables, ni el tabaco, ni tan siquiera en un habitáculo privado. La empresa no se responsabiliza de actos ilegales que pudieran ser cometidos por uno de los miembros de la comunidad, como no responsabiliza de los objetos robados, ni de accidentes que ocurrieran dentro del establecimiento, siendo ajenos a objetos o materiales de la empresa.

Se pueden mostrar imágenes de la comunidad en redes sociales, siempre que no se muestren otros miembros, o los interiores de los habitáculos ajenos, sin el consentimiento de los mismos.

Se respetaran a los vecinos del edificio, en el caso de conflicto se comunicara el problema al supervisor que tomara las medidas necesarias para solucionarlo.

Los miembros de una comunidad podrán expulsar a un residente presentando los motivos al supervisor de la colmena, siendo estos repetitivos.

No estarán permitidas las relaciones sexuales en el interior de las colmenas o habitáculos, esta medida esta para no faltar al respeto al resto de miembros. Deseamos que surjan cientos de parejas de nuestras colmenas.

No estará permitido modificar, cambiar o mover los habitáculos, y sobre todo nada que pueda dañar suelos, paredes y techos, sin el consentimiento de la propiedad.

No estará permitido actos de vandalismo en las instalaciones, quien rompa cualquier objeto de la comunidad tendrá que reemplazarlo o abonar el valor de dicho objeto.

Los habitáculos tendrán que mantenerse con una higiene aceptable, bien cuidados y sin olores desagradables para los demás, la insalubridad podría ser motivo de expulsión.

Volver al principio -->